Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Juntas

Como sucede con la mayoría de las piezas auténticas Toro, las juntas Toro están diseñadas para una aplicación concreta, y su propósito es retener los lubricantes y líquidos y ofrecer protección contra residuos y humedad que puedan dañar los neumáticos, los engranajes o los componentes del motor. La mejor forma de asegurarse que cambia las juntas gastadas correctamente es pedir Juntas Auténticas Toro.

Éstas son algunas preguntas que debería plantearse:

  • ¿Cómo sabe si las juntas de los cojinetes “genéricos” se han comprado a un fabricante de confianza?
  • ¿Se fía de las juntas una vez instaladas en su máquina Toro?
  • ¿Está obteniendo la junta de alta calidad exacta que fue diseñada específicamente para la aplicación?

Resulta difícil saber qué es lo que se obtiene con una junta de repuesto “compatible”. No se trata simplemente de la compra de una junta a Toro, se trata también de comprar confianza. Tenga presente que los fabricantes de piezas compatibles sólo buscan cómo recortar costes. Y Toro siempre busca cómo cumplir o superar nuestros niveles de calidad para garantizar que el producto Toro de su cliente siga al pie del cañón día tras día.

Al igual que con todas nuestras piezas, Toro realiza pruebas continuas y exhaustivas a las juntas para asegurarse de que no fallarán en determinadas aplicaciones y mecanismos específicos.

A continuación se presentan los puntos clave relacionados con las Juntas Auténticas de Toro:

Dimensiones

Las juntas Toro están diseñadas para aplicaciones específicas. Una junta demasiado apretada puede ocasionar resistencia adicional al avance en rodillos, neumáticos o piezas móviles, restando mucha potencia al motor. Una junta apretada también puede ocasionar una merma no deseada en la eficiencia de siega.
Una junta demasiado suelta ocasionará la fuga de líquidos y lubricantes del componente y provocará daños al césped. La humedad y los residuos también podrían penetrar en la carcasa y ocasionar un desgaste prematuro y daños a los componentes móviles.

Recomendaciones para la instalación de retenes

  • Compruebe las dimensiones para asegurarse de que los diámetros interior y exterior coinciden con los especificados para la junta seleccionada.
  • Compruebe la junta por si presenta algún daño previo a su instalación Un borde de sellado que esté doblado hacía atrás, cortado o dañado debe cambiarse.
  • Compruebe el diámetro interno para comprobar que el borde delantero está desbastado. Debe proveerse una chaflán o esquina redondeada.
  • Compruebe el eje y elimine las muescas, rebabas y ranuras y busque marcas de maquinado en espiral que pudieran dañar el borde de la junta.
  • Compruebe el extremo del eje y elimine las rebabas y los bordes afilados. Si la instalación de la junta requiriese que el eje penetre en la junta en dirección opuesta al borde de sellado, el extremo del eje se deberá chaflanar.
  • Compruebe la dirección de la junta asegurándose que la junta nueva está colocada en la misma dirección que la original. En general, el borde está orientado hacia el lubricante o el líquido que se pretende retener.
  • Lubrique previamente el elemento de sellado antes de realizar la instalación frotándole ligeramente con el lubricante objeto del sellado.
  • Utilice la herramienta correcta para la instalación. El diámetro exterior de la herramienta de presión debe medir 0,010" menos que el diámetro interior de la junta. De ser posible, el centro de la herramienta debe estar hueco para que la presión solo se ejerza en el diámetro exterior.
  • No golpee directamente sobre la superficie de la junta

  • Utilice la fuerza motriz adecuada en la medida de lo posible, como una prensa de husillo; si no, puede utilizarse un mazo para evitar que salte el muelle de la junta. Los mazos con cabeza de cuero CR resultan idóneos para esta finalidad.
  • Asiente bien la junta al fondo del eje o del orificio para evitar que quede torcida. De este modo también se consigue colocar la junta de forma correcta sobre el eje.
  • Compruebe que no hay interferencia de las piezas de otros componentes de la máquina, que pudieran rozar contra la junta y producir fricción y calor dañinos.